¡Mami no quiero hacer los deberes solo! Trucos para fomentar la independencia académica de nuestros pequeños

Conoce más sobre el Método Ilvem

Todos los padres hemos vivido, por lo menos en una ocasión, los berrinches de nuestros hijos por no querer hacer sus tareas escolares. Y estos empeoran en gran medida cuando se trata de deberes de materias que no les gustan o en las que tienen dificultad como matemáticas, física, química, etc. Sin embargo, es esencial enseñarles desde pequeños a cumplir con sus responsabilidades y ayudarles a adquirir independencia académica de forma que puedan hacer deberes solos. Así, evitaremos que tengan notas bajas y fomentaremos su interés en desarrollar habilidades útiles tanto para su vida escolar como laboral. ¿Quieres conocer cómo hacerlo? ¡Sigue leyendo!

Evita la lucha eterna con los deberes escolares | Madres Hoy

Consejos para que tu hijo haga sus deberes solo sin dramas

  1. Habla con él
27,932 Madre E Hija Hablando Imágenes y Fotos - 123RF

Un truco muy sencillo, pero eficaz es hablar con nuestro pequeño para conocer por qué le cuesta tanto hacer deberes solo. Puede ser que, sin darnos cuenta, esté pasando por algún conflicto que debamos solucionar como falta de sueño, dificultad para concentrarse, intranquilidad por algún problema personal, etc. Además, también es necesario explicarles la importancia de los deberes ya que muchas veces desconocen que estos ayudan a reforzar su conocimiento; sin mencionar que en la mayoría de casos igual tienen un gran peso en la calificación final. Por lo tanto, debemos mencionarles todas las ventajas de hacer sus tareas escolares y motivarlos para que las hagan solos.

  1. Dale tiempo para descansar y distraerse
Foto e imagen de stock sin royalties de Sonriente Niño Jugando Fútbol Cerca  De Amigos

Salir de un largo día de clases, almorzar y sentarse en su escritorio para hacer deberes no es una idea agradable para ningún niño. En la niñez, las personas necesitan jugar, crecer, disfrutar y seguir aprendiendo cómo funciona el mundo. Por este motivo, es esencial que tengan tiempo de esparcimiento antes y después de realizar sus tareas escolares. Además, como padres también es nuestra responsabilidad enseñarles a nuestros pequeños a organizar su agenda; ya que si es que procrastinan y dejan todo para último momento, es probable que esta se sobrecargue y se nieguen a cumplir con sus deberes.

  1. Plantéale pequeños retos y utiliza compensaciones
Niña Comiendo Helado Aislado En Blanco Fotos, Retratos, Imágenes Y  Fotografía De Archivo Libres De Derecho. Image 22449570.

No podemos esperar que nuestros pequeños aprendan a hacer deberes solos de la noche a la mañana, todo es un proceso ¿Y qué mejor que llevarlo a cabo mediante un sistema de compensaciones para motivarlos? Un excelente truco para empezar es recompensarlos al terminar las tareas de las materias que le resulten más fáciles. Es decir, si es que a tu hijo le resulta fácil lenguaje y acabó sus planillas de letras solo puedes llevarlo a comer un helado, dejarle más tiempo la televisión, etc. Eso sí, es necesario que poco a poco lo hagas con las asignaturas en las que tenga dificultad hasta que cubras toda su malla académica; pero sin hacerles creer en ningún momento que el hecho de hacer deberes solos implica que no resolverás sus dudas o que no los ayudarás cuando lo necesiten.

Nota: No te olvides de ir suprimiendo las recompensas poco a poco ya que, caso contrario, tu pequeño hará los deberes solo únicamente para recibir un premio.

  1. Ten paciencia y evita gritarle o ponerle etiquetas
La técnica del rinoceronte naranja para evitar gritar a nuestros hijos

Un error muy común de los padres es gritar a sus hijos o ponerles etiquetas como “vago”, “inútil”, “mal estudiante”, entre otras, si es que no pueden hacer deberes solos. Sin embargo, lo que muchas veces desconocemos es que estas palabras no solo acaban con su autoestima; sino que también dan paso a que asocien los deberes con experiencias negativas y, por ende, eviten realizarlos. Entonces, si es que sientes que tu paciencia está llegando al límite o que estás a punto de sacar tu mirada asesina; es preferible que vayas a dar unas vueltas por tu casa, practiques respiraciones o hagas cualquier otra actividad que te permita volver con las energías renovadas.

  1. No lo presiones
Por qué no debemos presionar a los niños

Meter prisa a nuestros pequeños es perjudicial en varios aspectos ya que, además de estresarlos y desmotivarlos, ocasiona que se bloqueen. La mayoría de niños no funciona bajo presión y hacerles creer que son lentos o incapaces solo empeorará la situación. Por esto, evita a toda costa las frases como: “¿Todavía no acabas?”, “Pero si es fácil”, “Vas mucho tiempo en ese ejercicio/pregunta”; y, más bien, emplea unas más acertadas como: “Es normal que te parezca difícil, pero tu puedes”, “Vas muy bien”, “La próxima vez de seguro lo hace más rápido”, etc. Así, también incentivarás a tu hijo a esforzarse por acabar los deberes en un menor tiempo y sin ayuda. 

  1. Sé un ejemplo 

Los niños tienden a imitar las actitudes tanto de su figura paterna como de la materna por lo que si ven que eres independiente, ellos también intentarán serlo. Motívalos para que poco a poco hagan sus tareas escolares sin la necesidad de que estemos todo el tiempo a lado de ellos; pero recordándoles que pueden acercarse a nosotros para ayudarles con cualquier duda que surja. De esta manera, entenderán que, a pesar de que estén realizando sus deberes solos, nosotros vamos a estar ahí para ellos.

  1. Cuida su estado de ánimo
7 consejos clave para enseñar a los niños a ser felices en el colegio

Problemas familiares, bullying y otros factores pueden influir en el estado de ánimo de nuestro pequeño y dificultar el cumplimiento de sus responsabilidades. Por esto, y para cuidar su bienestar tanto físico como emocional y garantizar su felicidad, es importante que estemos alerta. Asegúrate de preguntarle a tu hijo cómo le va en la escuela, cómo se siente, si necesita algo o si le puedes ayudar; ya que de esta forma estarás informado sobre la vida de tu pequeño. De la misma manera, habla con el profesor si es que sospechas que algo extraño le está sucediendo y no dudes en consultar con un profesional a la primera señal.

  1. Desarrolla su capacidad de atención y concentración
La atención y la concentración de los niños

La atención y concentración en los niños es mucho más difícil de mantener que en los adultos por lo que es necesario entrenarla. Existen diversos ejercicios que pueden ayudarle a tu pequeño a mejorar estas habilidades. Sin embargo, si es que ninguno de estos tiene un efecto notorio, es importante que consideres algún tipo de trastorno del aprendizaje. Por ejemplo, entre los más comunes se encuentran el TDAH (trastorno de déficit de atención por hiperactividad), la dislexia, etc. De esta forma, podrás ayudar a tu hijo lo antes posible y tanto él como tú observarán sus puntos fuertes y aquellos que necesitan ser más trabajados.

  1. Crea rutinas
A picture containing graphical user interfaceDescription automatically generated

Es bastante difícil que tu hijo aprenda a hacer deberes solo si no sigue ninguna rutina ya que estas le permiten desarrollar hábitos. Por lo tanto, es necesario que fijes una hora y un espacio adecuado para que pueda comenzar a realizar sus tareas escolares por sí mismo. Te aseguramos que poco a poco se irá acostumbrando y no solo tendrá un mejor desempeño al momento de hacer deberes; sino que también los hará sin la necesidad de estar atrás de él o de recordárselo constantemente.

  1. No dejes de lado tu responsabilidad como padre
Seamos padres responsables: enseñanza física, mental y emocional para  nuestros hijos - Columnista Invitado - Revista Edu.co

Hay que recordar que el hecho de que nuestros hijos puedan hacer deberes solos no significa que debamos dejar de lado nuestra responsabilidad como padres. A medida que nuestro pequeño vaya creciendo adquirirá más autonomía, tendrá menos preguntas acerca de sus tareas escolares y gestionará mejor su tiempo. Sin embargo, es importante que estemos al tanto de él y de su agenda escolar hasta que estemos seguros de que puede con todo.

Lo que NO debes hacer si tu hijo no quiere hacer deberes

  • Hacer sus tareas por ellos: Si bien nos puede resultar frustrante estar horas junto a nuestros hijos hasta que acaben sus deberes, hacerlos por ellos es uno de los peores errores que podemos cometer como padres. Ya sea una o varias tareas, después de un tiempo se acostumbrarán a no hacerlas y esperar que sigamos procediendo así.
  • Permitir que estudie en lugares diferentes: Como mencionamos anteriormente, para que un niño aprenda a hacer deberes solo es necesario que tenga una rutina; y para que tenga una rutina es importante que tenga un lugar fijo para estudiar y hacer los deberes. Por lo tanto, evita que cada día cambie de lugar.
  • Permitir que haga deberes a cualquier hora: Es preferible que luego de descansar un rato, los niños se pongan a hacer sus deberes ya que su mente está fresca en ese momento. Además, esto le ayudará a generar hábitos y evitará que procrastine incluso hasta el punto de no hacerlos.
  • Regañarlo todos los días: No sirve de nada regañar a nuestros pequeños para que hagan sus deberes cuando no los quieren hacer. Es más, es probable que gritarles o tratarlos mal los desmotive aún peor. Por esto, es mucho mejor comunicarnos desde la tranquilidad y el amor.
  • Ser demasiado exigente: No podemos esperar que nuestro hijo sea un genio en todo lo que hace y nunca cometa errores; especialmente porque sus fallos le permitirán aprender y saber cuándo no está haciendo algo bien. Por esto, es primordial que como padres no les exijamos de más ni les digamos lo que tienen que hacer. Ellos también deben aprender.

Quisiera que mi hijo tuviera más independencia académica ¿Dónde puedo encontrar ayuda?

Si quieres que tu pequeño desarrolle más su independencia académica y sus diferentes habilidades para ser el #1 de la clase ¡Ilvem Ecuador es tu mejor opción! Nuestro centro de aprendizaje le brindará a tu hijo diversos beneficios entre los que se encuentran: memorizar en cuestión de minutos, aumentar el rendimiento académico, mejorar sus habilidades de atención y concentración, entre otras cosas. Sin mencionar que también cuenta con varios cursos según tus necesidades que te enseñarán a hablar como un Ted Talk Speaker, cómo ser un líder, etc. 

Más de 100.000 estudiantes se han beneficiado de nuestra metodología ¿Qué esperas para hacerlo tú igual?

Cuéntanos en los comentarios qué otro consejo conoces para enseñar a niños a hacer deberes solos ¡Te estaremos leyendo!

Nuestra

PLATAFORMA VIRTUAL

Obtén más información

Llena este formulario y reclama hasta un

30% DE DESCUENTO

Sabemos que su talento no tiene límites.

Somos un programa de estimulación de alto rendimiento, dirigido para niños/as entre 3 años 9 meses hasta los 6 años. PEKE ILVEM, es una metodología que fomenta el uso de ambos hemisferios del cerebro, estimulando al máximo todas sus conductas básicas de aprendizaje de manera divertida y práctica.

Nuestros profesores particulares, trabajan en la estimulación de funciones básicas (actividades cognitivas, motrices, socio afectivas y de lenguaje), fortaleciendo su atención y concentración, rutinas de trabajo, desarrollo de la expresión corporal y verbal, logrando excelentes resultados.

PEKE ILVEM, ayuda a prevenir problemas de aprendizaje, dificultades académicas y emocionales; mediante el aprovechamiento de la plasticidad cerebral. Nuestro objetivo es mejorar, modificar y moldear hábitos o conocimientos establecidos, para que tu pequeño pueda aprender de forma entretenida y fácil cosas nuevas, convirtiéndose en el SÚPER líder que lleva dentro.