loader image

10 secretos Ilvem infalibles para mejorar tus notas en matemáticas

Lee Artículos que pueden ayudarte a transformarte en un GENIO

Matemáticas es, sin lugar a duda, una de las materias más temidas por los estudiantes pues muchos de nosotros no tenemos afinidad ni con los números, ni con la resolución de problemas, ni con los ejercicios complejos. Sin embargo, esta es esencial tanto en el campo escolar como en la vida diaria ya que la mayoría de situaciones que nos rodean implican que tengamos conocimiento de si quiera sus operaciones básicas (Suma y resta). Y no tener un nivel adecuado en la mencionada asignatura podría traer consigo varios problemas para nosotros puesto que puede ocasionar que tengamos malas calificaciones, que estemos cerca de perder el año o, inclusive, que no consigamos nuestro título. Sin mencionar que las matemáticas son necesarias para otras materias como Física, Economía, etc. Y, asimismo, son indispensables para ciertas carreras universitarias como ingeniería, arquitectura, contabilidad, finanzas, entre otras.

Pero si te resulta una materia difícil de dominar, no te está yendo particularmente bien en tus deberes o exámenes de matemáticas y/o tus notas no son las mejores, no tienes de que preocuparte porque a continuación te contaremos secretos Ilvem infalibles para que logres mejorar tus calificaciones en esta compleja asignatura. ¿Empezamos?

¿Cómo puedo sacar mejores notas en matemáticas?

Muchas veces las matemáticas nos parecen injustas pues mientras algunas personas resuelven ejercicios y problemas en un abrir y cerrar de ojos, a nosotros nos cuesta muchísimo. Incluso, la mayoría nos hemos preguntado si es que hay gente que nació con el don de los números. Y, aunque parezca mentira, la respuesta es un rotundo no ya que absolutamente todos podemos llegar a ser buenos en matemáticas y olvidarnos de las malas notas en esta asignatura. ¿Quieres saber cómo? A continuación, te presentaremos unos secretos infalibles para lograrlo.

1.- Practica

Como el antiguo principio menciona: La práctica hace al maestro. Es imposible aprender matemáticas únicamente leyendo y memorizando los apuntes pues, a diferencia de asignaturas que son solo teóricas como Historia o Filosofía, esta materia debe ser practicada y repasada constantemente. De manera que es fundamental que organices un calendario de estudio diario para resolver ejercicios empezando desde los más sencillos y subiendo de nivel. ¡Y no te olvides de implementar problemas! Estos te ayudaran a desarrollar una mejor comprensión lectora y a optimizar tu capacidad para sacar datos.

2.- Domina un tema antes de pasar al siguiente

Muchas veces cometemos el error de avanzar demasiado rápido para poder abarcar más materia o de saltarnos uno o varios ejercicios con la esperanza de no volver a ver ese tema o de entender el ejercicio siguiente. Sin embargo, y aunque en ese momento nos parezca lo mejor, esto trae consigo muchas consecuencias para nuestro aprendizaje pues, al igual que en la lectura, en las matemáticas todo está relacionado (Tus Clases, 2019). Si no conoces las letras del abecedario y su sonido fonético, nunca podrás leer y si no conoces las operaciones básicas y necesarias para resolver un problema o un ejercicio, jamás lo podrás descifrar. Por esta razón es fundamental que, si no entiendes algo, repases hasta lograr controlarlo y dominarlo ya que todos los conceptos siguen la secuencia lógica del anterior.

3.- Estudia en un ambiente tranquilo

Haber estudiado de manera incorrecta es una de las principales causas de las malas notas en adolescentes. Pero ¿Qué exactamente es lo que impide que podamos repasar bien la materia? Son muchas las cosas que pueden influir de manera negativa en nuestra rutina ideal de estudio. Aunque la principal es, sin lugar a duda, repasar en un entorno desorganizado y ruidoso pues esto nos imposibilita tanto concentrarnos de forma adecuada como completar los objetivos planteados. Por lo que cuando debas resolver problemas matemáticos o estudiar cualquier tema relacionado a esta asignatura es esencial que lo hagas en un ambiente tranquilo, cómodo y alejado del ruido para poder obtener resultados beneficiosos.

4.- Practica cálculo mental

Dominar el cálculo mental te permitirá resolver problemas más rápido y con mayor facilidad. Sin mencionar que es muy útil para las actividades cotidianas pues está presente hasta en lo mas mínimo como, por ejemplo, sacar el valor del vuelto que vamos a recibir por alguna compra que hayamos realizado. El cálculo mental también mejora nuestras habilidades de razonamiento, ejercita nuestra memoria y aumenta nuestra concentración de forma que podamos optimizar nuestra inteligencia matemática. Y algunos trucos para realizarlo con mayor facilidad son: descomponer los números al momento de sumar, usar las reglas de divisibilidad por 2,3,4,5, 10 y 11 y utilizar la multiplicación por 11 (Superprof, 2017).

5.- Crea un diccionario matemático

Las matemáticas tienen un vocabulario propio y específico por lo que crear una tabla o un diccionario matemático puede ayudarte bastante a entender todos los conceptos (GoConar, 2019). Puedes organizar los términos de la manera que más se te facilite y también eres libre de agregar imágenes, dibujos u otro material que te ayude a comprender los diversos significados y temas. De esta forma, no estarás perdido entre tanta palabrería y, al estudiar con esta herramienta, evitarás las malas calificaciones.

 

6.- Ilustra el problema

Si bien es cierto que no todos los problemas matemáticos se pueden ilustrar, también lo es que la mayoría sí. Por lo que, si tienes la posibilidad de dibujar algún ejercicio ¿Por qué no hacerlo? El tener una representación visual nos es de gran ayuda para comprender mejor por donde debemos comenzar a resolver el problema e, incluso, cual es la forma más sencilla de hacerlo. Este truco no es muy convencional, pero es sumamente útil para temas de geometría y trigonometría, aunque igual podemos guiarnos de tablas, gráficos, entre otras cosas, que nos sirvan como soporte visual para conocer bien los ejercicios y, a medida que los vayamos resolviendo, las soluciones también.

 

7.- Evita que se te haga de noche

Como estudiantes muchas veces dejamos lo más difícil para el último, pero debemos tener cuidado con las matemáticas pues son varias las consecuencias de dejar las tareas o proyectos de esta materia hasta la noche. Para empezar, todos los ejercicios nos parecerán más complicados ya que antes realizamos actividades en las que teníamos afinidad. También, nos arriesgamos a cometer muchos más errores y a sacar malas notas puesto que no tendremos la misma concentración que en el horario diurno. Por último, la mañana siguiente estaremos agotados al habernos sobre exigido tanto la anterior noche (Superprof, 2017). Por estas razones, es fundamental que realices tus trabajos de matemática lo más temprano posible y si por algún motivo se te hace tarde o te quedaste estancado con algún ejercicio, descansa. Lo más probable es que encuentres la solución a la mañana siguiente.

8.- Trabaja con alguien

Trabajar con una pareja es uno de los métodos más empleados para mejorar las malas calificaciones pues trae consigo varios beneficios. Para esto puedes pedirle ayuda a un amigo, a un familiar, a tu vecino, a tu compañero de clase o a cualquier persona con la que te sientas cómodo/a y podrás elegir la metodología que más te guste. Por ejemplo, ambos pueden resolver un mismo ejercicio y poner cronómetro para aprender a optimizar su rapidez, pueden explicarse temas mutuamente para saber si es que estos están completamente dominados, pueden resolver un banco de problemas y corregirlos juntos, entre otras técnicas (Tutor doctor, 2019).

 

 9.- Anota tus reflexiones

La mayoría de veces encontramos la solución de un problema difícil, lo resolvemos y pasamos al siguiente esperando que no nos vuelva a tocar otro ejercicio complejo. Sin embargo, es bastante probable que no solo nos volvamos a enfrentar a problemas o ejercicios así de complicados y largos, sino que nos encontremos con algunos que sean peores pues, a medida que vamos avanzando, la dificultad de la matemática pura va subiendo. Para evitar perder el hilo de nuestras reflexiones y para poder lograr resolver ejercicios futuros debemos anotar nuestro razonamiento en una hoja aparte, en el celular, en la computadora o en cualquier lugar donde no lo olvidemos ya que este será de gran utilidad a la hora de estudiar.

10.- Consulta tus dudas

Todos nos hemos sentido atascados a la mitad de un ejercicio matemático o, en algunos casos, no hemos comprendido bien como resolverlo desde el inicio. Esto ocasiona que tengamos malas calificaciones y si no solucionamos el mencionado problema nos puede llevar hasta el punto de perder el año. Por lo tanto, es fundamental que si no entendemos algún tema o un problema matemático puntual recurramos a nuestros tutores para solventar todas nuestras dudas. Incluso hay ciertos casos en los que se necesita refuerzo escolar, si sospechas que tú o alguien cercano a ti lo necesita, puedes pinchar aquí para averiguarlo.

Necesito apoyo escolar ¿Dónde lo puedo recibir?

Existen varias razones por las cuales puedes tener bajas notas , pero en Ilvem te vamos a ayudar a mejorarlas. Ilvem Ecuador cuenta con diversos programas por lo que puedes escoger el que más se acople a tus necesidades. Y, asimismo, ofrece clases particulares con profesores particulares en Quito y en todas sus demás sedes (Ilvem Cuenca, Ilvem Machala e Ilvem Ambato). De manera que podrás reforzar tus conocimientos, resolver las dudas que tengas, aprender de forma divertida y rápida y llegar a ser el mejor de toda tu clase mientras aprovechas los demás beneficios de la metodología Ilvem. Entonces ¿Qué esperas para empezar?

Y cuéntanos en los comentarios ¿Qué otros secretos conoces para mejorar tus notas en matemáticas? ¡Te estamos leyendo!

¿Quieres saber más?

Contáctate con un profesional, y cuéntanos tu caso.

Leave a comment

Creando GENIOS del

FUTURO

Apúntate AHORA

Llena este formulario y reclama hasta un

30% DE DESCUENTO

Contactenos