La herramienta fundamental para mejorar las relaciones afectivas

Existen padres que manifiestan que los hijos no son recíprocos a la hora de contribuir en la familia, que son irresponsables, desconsiderados y desorganizados. Destacan que trabajan todo el día para darles el sustento diario y que al llegar a casa desearían que ellos los dejen descansar y lo que menos quieren escuchar es quejas de su parte. Aunque en nuestros tiempos las actividades del día a día consumen nuestro tiempo, existe una herramienta fundamental para que en el hogar exista cooperación y trabajo en equipo y esa es la comunicación asertiva, elemento indispensable para que la relación familiar sea sólida.

Cuando la comunicación familiar es enérgica, las actividades son placenteras y existe la comprensión de que el apoyo entre todos sus miembros, hace las tareas más fáciles, denotando que el tiempo que comparten juntos, aunque en muchos casos es corto, es de calidad, aprovechando o cada minuto que tienen para estar juntos. Las características que rigen en este tipo de ambiente positivo son:

  • Todos tienen derecho a hablar y opinar
  • Todos son considerados y respetados
  • La opinión de todos es importante
  • Existe igualdad, equidad y participación armoniosa
  • Se respetan los roles
  • Se toman decisiones en conjunto
  • Afrontan las dificultades juntos

Sugerencias para mejorar la comunicación familiar y las relaciones interpersonales

 Debido a que nos comunicamos de varias formas (palabras, tonos de voz, lenguaje corporal) es esencial que, al momento de hablar, las palabras tengan en su composición palabras positivas, de ánimo, amor, respeto y confianza. Darle a un hijo tu apoyo, tendrá más significado que un bien material. Escucharlos y darles tiempo para que expresen lo que sienten permite que tengan más seguridad de sí mismos. Entre algunas de las actividades que se puede realizar como familia se encuentran:

  • Comer juntos en la mesa sin distractores y preguntar cómo ha sido su día
  • realizar alguna actividad como familia dónde se trabaje en equipo (armar juntos un rompecabezas, preparar una comida o postre, leer un libro, pintar un cuadro, etc.)
  • realizar un viaje y delegar a cada elemento de la familia una responsabilidad
  • ir al parque en familia o realizar algún deporte en conjunto
  • reunirse en familia en un día determinado y realizar juegos de mesa

Estas piezas son claves para mejorar las relaciones familiares, tengamos en cuenta que a través de la comunicación asertiva ocurre la socialización, la organización y por ende la educación. Cuando existe el dialogo pacífico se puede afirmar que el “trabajo” no es trabajo sino un convivir armonioso donde prima la responsabilidad y la unión. Pon en prácticas estos consejos y verás cambios oportunos para mejorar la convivencia y las relaciones interpersonales, sociales y familiares.

Leave a comment

WhatsApp chat

Contactenos